Infografía Sakura

Puedes comprar este libro en Amazon.

Sinopsis

En 1990 el retrato del doctor Gachet de Van Gogh fue subastado en Christie’s por la cifra récord de ochenta y dos millones y medio de dólares. Lo compró el millonario japonés Ryoei Saito. Enfadado con el gobierno de su país por los impuestos que le reclamaban por el cuadro, Sayto anunció en una rueda de prensa mundial que el lienzo de Van Gogh desaparecería con él. Desde su muerte, en 1996, nada se ha vuelto a saber de la obra en el mundo del arte. Un misterio que ha hecho correr ríos de tinta y ha dado pie a todo tipo de especulaciones. Desde la galería Père Tanguy en París y con la dirección del japonés Ichiro Koga, un grupo heterogéneo de cinco personas desconocidas entre sí emprenderá una aventura que cambiará sus vidas. La enfermera Odette, el galerista Hubert, el artista urbano Oliver, la pintora y galerista on line Gabriella y el manitas John viajarán por Japón sorteando peligros y descifrando enigmas que les guiarán en la búsqueda del cuadro. Por el camino tejerán entre ellos unos lazos invisibles que les llevarán al éxito o al fracaso.

Booktrailer de la novela

Opinión

La novela me ha atrapado de tal manera que me he olvidado hasta de dormir. La historia recuerda un poco a Todo Bajo el Cielo o El último Catón pero a la vez es completamente diferente.

Me enteré de la existencia de este libro apróximadamente un mes antes de que se publicase y supe que tenía que hacerme con el libro. Fue amor a primera vista.

Portada Sakura

Me llegó a casa un día antes de que saliese (gracias Amazon) y he tardado dos días en leérmelo, en parte porque es considerablemente más corto que lo que suele ser normal en un libro de Matilde Asensi (solo 411 páginas), pero la razón fundamental es que me atrapó de tal manera que he dormido menos porque me olvidaba de la hora mientras leía el libro. La novela consigue embrujarte con su ritmo rápido y lenguaje claro. No puedes parar de leer, quieres saber que va a pasar.

He conectado con los personajes, con algunos más que otros. Curiosamente con el que más he conectado ha sido con John, y no precisamente porque me caiga bien, he tenido durante toda la lectura unas ganas inmensas de soltarle una hostia. Quitando los roces que tengas con los personajes, estos evolucionan de manera creible a lo largo de la trama.

Si bien hay algunos fallos, me ha llamado la atención que, por ejemplo, Hubert, un galerista holandés que se está comunicando en inglés suelte expresiones como et voilá, por muy en París que estén. Pero concederé el beneficio de la duda porque una vez que se marchan de París no vuelve a soltar esas expresiones.

Respecto a la trama, es del estilo a Todo Bajo el Cielo o El último Catón, es decir, pasan más tiempo bajo tierra que sobre ella, pero en el buen sentido, tiene un estilo fresco y aunque es parecido a la vez es completamente diferente, no es como El regreso del Catón, ese libro me dejó una espinita clavada porque esperaba una cosa completamente diferente, lo mismo en parte por el hype de que sacase una continuación, pero me decepcionó bastante. El lado bueno es que he conseguido sacarme la espinilla con este libro, me siento en paz.

El libro además de ser entretenido, si no tienes mucha idea de Historia del Arte o de pintura en general, como me pasa a mi, puede ser bastante entretenido porque también te cuenta datos y curiosidades sobre el tema y también tiene muchos datos sobre Japón.

5 estrellas


Pin It on Pinterest

Shares
Share This