Infografía El Prisma Negro

Puedes comprar el libro en Amazon haciendo click en este enlace.

Sinopsis

Gavin Guile es el Prisma, el hombre más poderoso del mundo, además de sumo sacerdote y emperador, encargado de mantener una paz frágil que solo se sostiene en virtud de su poder, ingenio y carisma. Pero la vida de los Prismas nunca es larga, y Guile sabe con exactitud de cuánto tiempo dispone: cinco años en los que deberá lograr otros tantos objetivos imposibles.

Cuando Guile descubra que tiene un hijo, nacido en un reino lejano al término de la guerra que lo condujo al trono, tendrá que decidir qué precio está dispuesto a pagar con tal de proteger un secreto que podría reducir su mundo a escombros.

Opinión

Con este libro tienes una cosa segura, nada es eterno, todo puede cambiar y lo hará cuando menos te lo esperes. Weeks ha creado una novela que no te dejará indiferente y va a hacer que vayas corriendo a la librería a comprar el siguiente libro.

Este libro es el primero de la pentalogía de El Portador de la luz,  me lo recomendaron hace 1 año, durante la Blogger Lit Con de la Feria del Libro de Madrid. Me pareció muy original la idea de un mundo mágico donde la magia consistiese en trazar colores, me resultaba curioso un mundo donde aquel que tenía el poder en términos de “jefecillo” de un grupo de magos (el Prisma), el término apropiado en este caso sería trazadores, fuese aquel capaz de descomponer la luz en sus 7 colores principales, a saber: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta, y a partir de ahí todos los derivados; y que esa persona fuese la única con vida capaz de hacerlo.

Era muy interesante el modo en el que tratan la magia, para poder trazar, para poder hacer magia necesitas luz, eso significa que si es de noche va a ser casi imposible.

El libro está escrito perfectamente y no he notado ni una sola falta de ortografía, y eso que para algunas cosas soy muy grammarnazi. El estilo con el que cuenta la historia hace que no puedas parar de leer, sabe dar la dosis exacta de suspense, para que puedas estar horas y horas leyendo.

Con este libro hay una cosa que puedes tener seguro, nada está decidido, nada es eterno, todo puede cambiar cuando menos te lo esperes. Y es otra cosa que me ha deleitado, he leído libros que hacían plot twists y no los veías venir hasta lo mismo 2 páginas antes, Weeks no es así, ese golpe que te tira por tierra las teorías lo ves venir, si consigues verlo venir, como máximo 2 líneas antes de que ocurra.

Esa manera de romperte los esquemas es excelente, cuando ya tenías montada una teoría más o menos decente te encuentras con que tu fabuloso castillo de arena se ha tornado una montañita de arena que a duras penas se mantiene en pie. Empiezas a rumiar nuevas teorías y cuando crees que has resuelto el acertijo te vuelves a quedar con un palmo de narices tras la nueva voltereta que pega la trama.

Por si fuera poco, consigue que al terminar el libro quieras ir en ese momento a la librería a comprar el siguiente porque los últimos 2 párrafos antes de terminar el libro te dejan con cara de: ¡¿PERO QUÉ VA A PASAR AHORA?!

Los personajes evolucionan a medida que avanza la historia, algunos experimentando cambios radicales y otros cambios menos espectaculares.

Hacía mucho tiempo que no leía un libro donde  mueren varias personas por capítulo, y no, no me refiero a cuando hay un conflicto bélico, ahí sería un crimen que no muriese nadie.

Brent Weeks ha creado una novela que no te dejará indiferente y va a conseguir que vayas corriendo a la librería a comprar el siguiente libro de la saga.

Ya veré como evoluciona la trama y los personajes en el siguiente libro, pero en este me ha encantado.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This