Hoy vengo a hablaros de un clásico, no, no es el quijote, y tampoco el lazarillo, se trata de La Historia Interminable, de Michael Ende.

Esta historia trata de un chico llamado Bastian, no es lo que se dice “un chico cañón”, es gordo, fofo, poco listo…
La historia empieza con Bastián huyendo de los compañeros de clase que le persiguen,y entra a la librería del señor Koreander, el señor Koreander lee un libro, y cuando va a la trastienda a llamar por teléfono, Bastian decide robarle el libro, se va al colegio y se encierra en el desván a leerlo, así conoce a Atreyu, un personaje que parte en La Gran Búsqueda, para salvar a La Emperatriz Infantil. Así, va siguiendo a Atreyu en todos sus desventuras, hasta que le vé finalizar la Gran Búsqueda.
Entonces vuelve con  la Emperatriz Infantil, y Bastián le da el remedio que necesita para que se recuperase; cuando ocurre lo inesperado, Bastián entra en el libro, a partir de allí tendrá que ir deseando cosas para hacer resurgir Fantasía, y buscar el camino de vuelta a casa.
Este libro, es de mis favoritos, me encanta, y a pesar de las veces que me lo leo, siempre me emociona, es de literatura fantástica, pero NO quiere decir que sea empalagoso, con habitas, unicornios, dragones…
Para los vagos(si lo digo por ti), hay una película  que es algo fiel al libro.
Por eso le doy 10 puntos

Pin It on Pinterest

Shares
Share This